Se pone en marcha Café-Ciudad en Inca. Se trata de una iniciativa que pretende generar un vínculo entre la producción del café y su consumo, entre su origen y su destino en nuestra localidad. De este modo, los ciudadanos conocerán de forma directa las mejores condiciones de vida de los agricultores que la han cultivado y el respeto por el medio ambiente en su país de origen. En la presentación han participado Antoni Rodríguez, teniente de alcalde de Cultura; Antonia Sabater, concejala de Ferias y Dijous Bo; Antoni Servera, director general de Cooperación; Antònia Rosselló, gerente del Fondo Mallorquín de Solidaridad y Cooperación; además de la responsable de sensibilización de Finestra al Sud, Andrea González. Esta será la primera experiencia de Café-Ciudad en Mallorca, una propuesta que ya llevan adelante más de una quincena de municipios en España.

Finestra al Sud quiere involucrar a los ciudadanos inquenses en este proyecto. Por ello, como primera actividad, ha presentado un concurso de fotografía para buscar la imagen que se utilizará en los paquetes de este café. Las bases se pueden descargar en la página web de la asociación. Se podrán presentar fotografías hasta el próximo 15 de diciembre. Un jurado compuesto porEulària Martorell, Nadal Crespí, Mar Agüera, Biel Bosch, Biel Frontera Arrom y Curro Viera decidirá la fotografía ganadora, teniendo en cuenta el mensaje solidario, su estética y la vinculación con el municipio de Inca. Santiago Cortés, presbítero e historiador de Inca, apadrina el proyecto. Además, desde el Área de Comercio, una vez que comience la venta, se hará una promoción para que comercios de la ciudad puedan vender el producto.

El café proviene de la cooperativa CECOCAFEN de Nicaragua, debido a la existencia de lazos previos con esta cooperativa ya la intención de buscar sinergias con el hermanamiento solidario de la ciudad de Inca con el municipio de Telpaneca, también en el país centroamericano.

Andrea González, en nombre de Finestra al Sud, ha agradecido el apoyo al proyecto, conscientes de la importancia de promover el comercio justo y el consumo responsable, actuando desde el ámbito local con la voluntad de transformar el injusto sistema económico global. No en vano, el comercio justo mejora la vida de las personas que lo consumen y de las que lo producen. Como siempre recordamos, el comercio justo es un movimiento internacional formado por organizaciones del sur y del norte, con el doble objetivo de mejorar el acceso al mercado de los productores más desfavorecidos y cambiar las injustas reglas del comercio internacional.

 

 

Compartir

ACTUALIDAD

AGENDA