Se ha construido un acceso nuevo desde la calle Teixidors en la carretera MA-13A. Se trata de un proyecto que tiene como principal objetivo mejorar la movilidad de una zona del polígono industrial de Can Matzarí que quedaba cerrada al tráfico. «Desde el Ayuntamiento se ha visto necesario, de acuerdo con todos los propietarios de la zona, realizar esta intervención que garantiza una fluidez que afectará a la accesibilidad de los transportes y a los usuarios de esta parte del polígono, a la vez que restará tráfico a otros accesos », explicó el Alcalde de Inca, Virgilio Moreno.

La apertura del nuevo acceso se ha realizado gracias a un convenio urbanístico con una empresa del polígono industrial. El presupuesto de la obra asciende a 53.186 euros y ha tenido un tiempo de ejecución dos meses. Los trabajos han consistido en la creación de una entrada en el margen en la carretera MA-13A, en la mediana con la calle Teixidors. Se ha hecho una adecuación del pavimento, a la vez que se ha modificado la trayectoria de la rotonda existente. También, se ha realizado la dotación de servicios de la zona.

Esta actuación está incluida dentro de las tareas previas al desarrollo de la ART Fachada de Inca, con la intención de definir el modelo de ciudad del futuro. La intención municipal es diseñar una ordenación territorial de carácter paisajístico además de urbanístico. La zona afectada supone una extensión de un tercio del casco urbano y comprende desde la antigua carretera de Alcudia hasta la entrada desde la carretera de Lloseta, a lo largo de la ronda de Migjorn. Para el municipio, se trata de una oportunidad para desarrollar la vía de entrada al municipio.

Compartir

ACTUALITAT

AGENDA