Las tres obras supondrán una inversión que rondarán los 170.000 euros, procedentes del superávit existente en las arcas municipales

El Ayuntamiento de Inca ha acordado hoy en Junta de Gobierno la adjudicación de tres de los proyectos pendientes para ejecutar este año dentro de las inversiones previstas llevar a cabo con el superávit.

Estas obras son la reforma de la plaza de El Blanquer, la mejora del cierre del cementerio municipal y el suministro y montaje de juegos infantiles en las plazas de El Blanquer, Les Illes Balears y El Lledoner. La inversión total que se realiza será de casi 170.000 euros con el IVA incluido.

La reforma de El Blanquer la ejecutará Construcciones Vari-Surex por 58.662 euros más IVA. El proyecto permitirá ampliar y mejorar la zona destinada a parque infantil. También se prevé mejorar la señalización de los usos permitidos dentro de la plaza.

La obra incluirá una importante actuación en la zona infantil con una nueva pavimentación y mejora de las zonas verdes. A la vez se colocarán nuevos aparatos de juegos infantiles. Después de la reforma la superficie de juegos infantiles crecerá hasta llegar a los 460 metros cuadrados, además de los 100 metros del nuevo pipicán.

La empresa ha presentado como mejoras la poda de los pinos existentes y retirada de restos, la siembra de vegetación nueva compatible con los pinos, la sustitución de la fuente existente y la colocación de dos fuentes nuevas, un nuevo sistema de riego y nuevos elementos de mobiliario urbano.

En cuanto a los juegos infantiles, la empresa Savia Proyectos y Mantenimientos llevará a cabo esta actuación valorada en 76.286 euros más IVA. Entre las mejoras ofertadas hay 11.000 euros más en juegos infantiles, un plazo de garantía y mantenimiento de 3 años, 5 años por roturas o quiebras del juego, 10 años en las maderas y 15 años por oxidación, además de un mantenimiento valorado en 6.000 euros anuales.

En referencia al cementerio municipal, será la empresa Fincas La Trapa quien haga la reforma por un total de 65.450 euros más IVA. El constructor tendrá que suministrar e instalar tres grandes puertas nuevas en diferentes entradas por un valor total de más de 10.000 euros.

Compartir