El Ayuntamiento de Inca ha presentado hoy la nueva campaña de bonificaciones fiscales que ayuda a colectivos concretos como personas con discapacidades, familias numerosas, viudas, víctimas de violencia de género, familias con pocos recursos o jubilados.

Mayoritariamente los descuentos rondan el 55 % pero pueden llegar al 90 %.

El alcalde Rafel Torres y el regidor de Hacienda Antonio Aguilar han sido los encargados de explicar como se pueden tramitar estas bonificaciones. El plazo para solicitarlas finaliza el 30 de mayo.

A partir de hoy todos los requisitos e información estarán disponibles en la web municipal y también llamando al área de Gestión Tributària.

Inca es pionera en bonificaciones fiscales y hay aprobados más de 50 descuentos. El alcalde y el regidor han anunciado una campaña de difusión para que cada vez más personas lo sepan y puedan beneficiarse.

Los colectivos más favorecidos son jóvenes que compran su primera vivienda, pensionistas, familias numerosas, personas con discapacidad y familias con todos los miembros en paro.

En la mayoría de casos hay descuentos del 55 % en el IBI, pero que pueden llegar al 90 %, además de en otros campos.

Esto supuso dejar en los bolsillos de diferentes grupos de ciudadanos más de 115.000 euros el pasado año con un ahorro medio de 200 euros por familia. El Ayuntamiento ha resuelto de forma positiva tres de cada cuatro peticiones.

Por grupos los pensionistas son los más favorecidos, con 117 demandas atendidas por un valor total de 21.184 euros. Siguen las familias numerosas con 115 peticiones por un total de 46.433 euros.

A continuación encontramos los jóvenes que compran su primera vivienda y que durante tres años tienen un 55 % de descuento. El pasado año serían 72, con un descuento total de 15.558 euros.

Las familias con bajo nivel de renta que se beneficiaron de las ayudas son 90, por un valor de 18.886 euros. También se han aprobado 22 peticiones de familias en paro, 9 de personas con discapacidad y 4 para víctimas de violencia de género.

A todo esto, se le tiene que sumar que el Ayuntamiento ha hecho descuentos en la tarifa de residuos y en la cuota del servicio de agua a otras 194 personas, con un importe bonificado de más de 26.000 euros.

El alcalde Torres ha indicado que con esta campaña “lo que pretendemos es conseguir que pague menos quién menos tiene“. Ha indicado que durante los últimos cuatro años se han congelado los principales impuestos municipales y que se ha rebajado el coeficiente del IBI al mínimo legal.

Por otro lado, ha expuesto que “el Ayuntamiento ya está trabando con la Oficina del Catastro para rebajar las valoraciones de las propiedades y así también rebajar lo que se paga por la contribución urbana“. Estos cambios entrarían en vigor a partir de 2016.

Compartir