El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Inca ha decidido que la bandera de Europa ondeará unos días a media asta, en protesta por la respuesta que la Unión Europea está dando a la crisis de las personas refugiadas que llegan a sus fronteras. “Inca, mediante una moción aprobada en el Pleno, fue declarada ciudad de acogida por unanimidad y, además, se acordó poner en marcha políticas activas al respecto; por eso creemos necesario, con esta acción, mostrar el parecer de la ciudad sobre la situación”, ha declarado el alcalde, Virgilio Moreno. Para el equipo de gobierno es necesaria una postura clara de la Unión Europea para crear medidas que aseguren el derecho de asilo, como ha pedido en diferentes ocasiones la ONU.

BanderaUE

La preocupación del consistorio es que se garanticen unas condiciones dignas de acogida a los refugiados. Hay que recordar que, en este sentido, Inca fue pionera en Mallorca en poner a disposición de los ciudadanos el buzón refugiats@ajinca.net para crear una bolsa de gente interesada en colaborar con acogidas o material. Además, el Ayuntamiento ha querido expresar su desacuerdo con el pacto entre la Unión Europea y Turquía, que permite expulsar a los refugiados que llegan a Grecia sin la posibilidad de que soliciten asilo, porque posiblemente vulnera la Convención de Ginebra al poder ser consideradas como expulsiones colectivas.

Compartir

ACTUALIDAD

AGENDA