El Pleno municipal, previa selección del Consejo Municipal de Cultura, ha aprobado la designación de los galardonados en el marco de la convocatoria de los Premios Dijous Bo 2013. Este acuerdo se ha adoptado con el voto favorable del equipo de gobierno y el abstención de todos los grupos de la oposición.

Estos premios quieren ser un reconocimiento a los hombres y mujeres ya las entidades que han hecho su aportación para que nuestra ciudad progrese desde diferentes vertientes. Desde el Ayuntamiento y en nombre de la ciudadanía expresamos nuestra felicitación a los galardonados.

Premio de Honor Dijous Bo a las monjas jerónimas de Inca
Las monjas jerónimas son la institución religiosa más antigua de Inca. Desde el año 1530, de forma ininterrumpida están en Inca, primero en el Puig de Santa Magdalena y luego al collado de los Molinos.

El convento de San Bartolomé ha sido un lugar de oración muy querido por todos los inquers y personas de la comarca. Las monjas han tenido cuidado durante siglos de un patrimonio artístico que todavía conservan y que han potenciado con la apertura más extensa de un museo que puede ser visitado. Esta pasa, lo han llevada a cabo con la colaboración desinteresada de un colectivo de inquers.

Además, durante todo el año se realizan visitas guiadas concertadas de la UIB y colegios de Inca. El templo y el convento han sido siempre abiertos a grupos y personas que buscan ratos de oración. Hay que tener en cuenta que todo el convento tiene la clasificación de bien de interés cultural.

A todo esto se le debe sumar la fama extendida por toda Mallorca por la vida y virtudes de la venerable sor Clara Andreu, que vivió en este convento.

Premio Dijous Bo de Comunicación en Inca Radio, heredera de Radio Balear Inca, ya todo el equipo histórico de periodistas

Este año se ha decidido galardonar un medio informativo que se ha ocupado y preocupado por recoger lo que pasa en nuestra realidad más cotidiana, y difundir las pequeñas historias de cada día, las nuestras.

Hablamos de una emisora ​​como Radio Balear Inca, que nació en 1982 en un momento de muchos cambios. En los inicios tuvo una programación 100% local, los siete días de la semana, y tuvo como primer director del histórico Paco Flix.

Para la emisora​​, ligada a la avenida de los Reyes Católicos, han pasado muchos profesionales que han tenido un punto de inicio o de formación en sus carreras.

Hablamos entre otros de Cristóbal Peláez, Kika Ramis, Margalida Solivellas, Maria Campaner, Pere Sureda, Miquel Llabrés, Lina Pons, Sandra Llabrés o Cristóbal Muñoz. También ha habido colaboradores históricos destacados como Andreu Quetglas, Biel Pieras o Santiago Cortés.

Estas personas han participado de un mismo espíritu, de un mismo proyecto que era el de llegar a través de las ondas a la gente de Inca I de toda la comarca. El mismo espíritu de los comienzos, las mismas dificultades a pesar de que tengan otro nombre y la misma ilusión es lo que sigue marcando la línea actualmente.

Premio Dijous Bo de Acción Cívica y Social en Amadiba
La solidaridad y la labor en favor de los demás son valores que hoy en día nos hacen más falta que nunca. Este año la entidad ganadora trabaja en el ámbito de Mallorca, pero tiene, desde hace años, una especial vinculación con Inca. Hablamos de Amadiba, una entidad sin ánimo de lucro fundada en 1995.

Esta organización surgió para dar respuesta a las necesidades de atención de las familias con hijos con discapacidad intelectual y ante la falta de recursos de ocio y de conciliación de la vida familiar y laboral existentes entonces.

El objetivo de Amadiba es aumentar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y la de sus propias familias, y se configura para servir de red de apoyo integral.

Pretende dar respuesta de forma global a sus necesidades, ofreciendo servicios de conciliación familiar, atención diurna, residencial, respiro familiar y ocio, además de crear un foro de encuentro, relación y desarrollo para las familias, y cualquier otro que se precise.

Premio Dijous Bo del Deporte a Bernat Cabrer González
Bernat Cabrer ha dedicado muchos años de su vida al fútbol de Inca de forma altruista. Cabe recordar su labor como árbitro así como la fundación del Club Deportivo Beato Ramon Llull, en los primeros tiempos con alumnos de dicho colegio y más adelante con niños de otras procedencias.

Esta tarea fue enormemente positiva para el fútbol inquero, ya que animó a todo un grupo importante de niños y adolescentes a practicar deportes ya implicar a las familias en este mundo.

Tampoco se puede dejar de lado su labor informativa referente al fútbol, ​​destaca como cronista deportivo en el semanario Jueves y otros medios escritos y digitales.

Premio Dijous Bo de las Artes, las Ciencias y la Cultura en Pedro Ballester del Rey
Su biografía es amplísima. Llegó a Inca destinado como maestro desde Valencia para trabajar en las semillas conocidas como “empresas Escuelas Nuevas”, que después tomarían el nombre de Colegio Levante. Desde el primer momento y hasta su jubilación ejerció como director.

En el transcurso de los años trabajó para dar más calidad en el centro, para hermanar a todos los profesores y por estar al lado de los alumnos y de los padres. Fue artífice de una escuela eficiente en un momento en que las escuelas estatales no estaban en primera línea educativa frente al empuje de los colegios privados en Inca.

Fue creador de la revista escolar Puig Major, siempre con un gran contacto con la revista mensual que salía de la parroquia de Santa María la Mayor, Nueva Juventud; de hecho, se realizaron algunos números de forma conjunta.

También destacó la organización del Concurso de Corales Escolares, que llegó a tener un gran prestigio, así como el Concurso Local de Tarjetas de Navidad que aún pervive. Se involucró en el Comedor Social de Inca y también como concejal en la mejora de la ciudad. Se le conoce por ser un trabajador incansable, una gran persona y por su implicación en el mundo de la cultura Inca.

Premio Dijous Bo de Economía el establecimiento Can Pere
A finales del siglo XIX nació en Inca una gran tienda de tejidos y mercería. Pronto se dio a conocer por su buen trabajo, por la mejor capacidad de elegir buenos productos y por su buen trato.

El negocio familiar se fue ampliando hasta límites impensables. Tras el paso de las dos primeras generaciones familiares, 1949 lo que era Can Pere se dividió en dos tiendas, la de siempre se quedó con los tejidos y se creó una mercería.

Hoy Can Pere ya va por la quinta generación familiar, es todavía conocido con el nombre originario y dando un servicio cercano y personal a la plaza de España. Su trayectoria continuada hasta nuestros días y aún en activo y la capacidad de ser un establecimiento que se ha ido actualizando y renovando con el paso de los años le han hecho merecedor de este galardón. Es también un reconocimiento al pequeño comercio de siempre, el de toda la vida de Inca, al que está cerca del ciudadano y conoce el cliente de primera mano.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.