El Ayuntamiento de Inca y la empresa ENDESA colaborarán activamente para luchar contra la denominada pobreza energética. Es decir, para evitar que las personas y familias que sufren problemas económicos se vean privadas del suministro eléctrico por no poder hacer frente al pago.

El alcalde Rafel Torres y el director general de ENDESA Baleares Ernest Bonnín han firmado hoy este convenio que tendrá una vigencia de un año, pero que se puede ir renovando automáticamente.

El objetivo del convenio es precisamente agilizar y facilitar la forma de pago de las ayudas municipales a los usuarios de Servicios Sociales por estas deudas.

El convenio estipula que el Ayuntamiento valorará el pago de las deudas caso por caso a través de los Servicios Sociales. El Ayuntamiento abonará directamente estas cantidades a ENDESA.

A la vez se articula un sistema rápido por el que, si una persona se puede beneficiar de una de estas ayudas municipales, se evite el corte de suministro por parte de la compañía eléctrica

ENDESA por su parte dará facilidades al Ayuntamiento para pagar estas ayudas a los usuarios que puedan verse afectados por cortes. ENDESA dejará en suspenso el posible corte a partir del momento en que se le comunique por parte de los técnicos de Servicios Sociales.

ENDESA también dará información a Servicios Sociales sobre los requisitos necesarios para que los usuarios puedan acogerse a un abono social de las tarifas.

Se podrán beneficiar de las ayudas todos los usuarios de Servicios Sociales que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica y que justifiquen una falta de recursos económicos.

El alcalde, Rafel Torres, ha indicado que “el Ayuntamiento de Inca está al lado de las personas y familias que están pasando por situaciones difíciles. Servicios Sociales hace una gran labor diaria para ayudarlas”.

“El convenio firmado es un nuevo paso adelante y una demostración de que la colaboración entre la iniciativa pública y la privada puede suponer importantes beneficios para los ciudadanos.”

Según Torres, “para una familia el hecho de que por unos deudas económicas se le pueda cortar el suministro eléctrico es sumir aún más en una situación de pobreza más extrema y no permitir que se dé cobertura a las necesidades básicas, sobre todo ahora que vienen meses difíciles del invierno “.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.