El Ayuntamiento apoya al nuevo centro, en el cual ha participado económicamente

Inca y su comarca disponen desde hoy de un nuevo servicio de tipo social que disminuirá parte de la demanda existente en materia de atención a personas con discapacidad.

Se trata de la nueva residencia que el Patronat Joan XXIII ha construido en la barriada de Crist Rei y que después de años de estar acabada no había podido ponerse en marcha.

Hoy se ha llevado a cabp el acto de inauguración oficial del nuevo centro, que arranca con 10 de las 20 plazas que tiene de capacidad y que han sido concertadas por el Consell de Mallorca.

A la inauguración ha asistido el alcalde, Rafel Torres, la presidenta del Consell, Maria Salom, y el presidente del Patronat Joan XXIII, Bernat Tomàs.

Las instalaciones, que han supuesto una inversión de 1,3 millones de euros, se financiaron con las aportaciones del Govern, el Ayuntamiento y del Patronat.

A pesar de que ahora sólo se activen 10 plazas, el Patronat espera que el próximo año se pueda hacer lo mismo con el resto y tener el equipamiento a pleno rendimiento.

Debe tenerse en cuenta que cada plaza tiene un coste de unos 40.000 euros anuales, los cuales el Consell de Mallorca a través del IMAS financia en su mayoría. El resto se realiza mediante aportación del beneficiario o de su familia.

A pesar de la puesta en marcha de la residencia, se considera que la lista de espera de la comarca no se eliminará. De hecho el presidente de Joan XXIII, Bernat Tomàs, ha indicado que ya hay en mente nuevos proyectos para seguir trabajando con este colectivo.

El alcalde, Rafel Torres, por su parte, ha destacado el gran trabajo de Joan XXIII y ha garantizado el apoyo del Ayuntamiento como hasta ahora en su tarea diaria.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.