El 2013 se realizaron 255 intervenciones, entre las que destacan actuaciones en incendios, las preventivas y la apicultura

La Agrupación Local de Voluntarios de Protección Civil destinó 3.523 horas durante el 2013 a trabajos comunitarios para Inca. Este es uno de los datos más llamativos de la memoria de actividades del pasado año junto con el número se servicios que se llevaron a cabo; hasta 255, y de todo tipo. Esto significa que el cuerpo en conjunto destinó una media de 9 horas diarias de trabajo a la ciudad y de forma totalmente altruista.

La memoria ha sido presentada por el alcalde Rafel Torres, la regidora de Interior Margalida Horrach y el jefe de Protección Civil Francisco Pol.

Los 22 voluntarios que formaron parte del cuerpo durante el pasado año atendieron 255 servicios diferentes. 54 intervenciones fueron de carácter preventivo seguidas por otras 32 en materia de apicultura, 31 relacionadas con incendios o 26 con incidencias en la limpieza viaria. También se intervino en la investigación de personas o en rescate de animales.

Los voluntarios se han organizando realizando guardias todos los fines de semana de 10 a 20 horas para poder dar una respuesta más rápida a los servicios que surjan. Dentro de estas guardias se realiza vigilancia en materia de incentivos o inundaciones, por ejemplo, así como la revisión y puesta a punto del material de la Agrupación.

Otro de los aspectos importantes de la tarea de los voluntarios son los trabajos preventivos, que consisten en una presencia organizativa en materia de seguridad en grandes acontecimientos populares como por ejemplo la Cabalgata de Reyes, las Beneïdes, el Pancaridad o diferentes fiestas o pruebas deportivas.

Otra tarea muy destacada que ha llevado a cabo Protección Civil es la lucha contra la plaga del picudo rojo que atacaba las palmeras de Inca en coordinación con el Servicio Municipal de Jardinería. Entre julio y octubre se han realizado tres campañas de tratamiento en 220 palmeras que se han podido salvar.

El alcalde, Rafel Torres, ha destacado la gran labor que llevan a cabo los voluntarios, que, además, se preocupan por mejorar su formación y estar preparados.

Torres ha manifestado que Protección Civil es una garantía para Inca cuando hay emergencias y que los beneficios sociales que dan en la ciudad con su tarea son incalculables. El alcalde ha asegurado continuar con el apoyo municipal a su trabajo.

Asimismo, y aprovechando el acto, se ha entregado una placa de reconocimiento al voluntario Pedro Ramis, que se jubila y no podrá continuar con su actividad e implicación en el cuerpo.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.