El Ayuntamiento junto con la Asociación de Comerciantes de Inca y el Sindicato Obrero La Pau han organizado para todo el mes de agosto los “Divendres a la Fresca”. Se trata de una iniciativa que tiene como objetivo dinamizar el comercio local durante el verano. Durante este tiempo los establecimientos de las calles Major, El Comerç y Miquel Duran retrasarán su horario de cierre hasta las 21 h. “Este acontecimiento también servirá a los tenderos para ver si a los compradores les es útil otro horario”, ha mencionado el regidor de Comercio, Jaume Tortella.

Durante el Divendres a la Fresca habrá un mercadillo artesanal, comercios abiertos hasta tarde y además habrá un grupo de restaurantes que ofrecerán tapas especiales. La intención de los organizadores es que la gente salga por las calles y encuentre una oferta interesante. “Desde el Consistorio creemos importante apoyar iniciativas como esta porque provienen desde la ciudadanía, hecho que garantiza que habrá implicación y será un éxito”, ha asegurado Tortella. Los puestos de la calle presentarán una estética de verano, predominando el blanco. De este modo se pretende dar una uniformidad a la calle y hacerla más vistoso para los compradores.

“Esta iniciativa podrá servir a todos para analizar cómo deben ser los acontecimientos de promoción comercial en nuestra ciudad y así conseguir más buenos resultados”, ha comentado la regidora de Promoción Económica, María José Fernández. Desde el Consistorio se pretende dar un impulso al comercio local organizando o colaborando en actividades que sirvan para atraer a gente hacia la ciudad.

Compartir