El alcalde, Rafel Torres, propondrá al Pleno municipal que se celebrará a finales de septiembre la adopción de los dos días festivos de ámbito local que elige cada año el Ayuntamiento. Estos serán el 30 de julio, festividad de los patronos San Abdón y San Senén, y el 26 de diciembre, segunda fiesta de Navidad.

Durante las últimas semanas el alcalde había pedido a diferentes colectivos empresariales y sindicales su juicio y había planteado la posibilidad de coger este año, además del 30 de julio, el 22 de julio, festividad de Santa Magdalena, que tiene una tradición histórica en la ciudad.

Otras posibilidades eran San Antonio o la segunda fiesta de Navidad, que caerán en sábado. Hay que tener en cuenta que otros años el Gobierno balear ya había elegido la segunda fiesta de Navidad como festivo, con lo que el consistorio no se había pronunciado. Esta vez no ha sido así.

De hecho, se entendía que el municipio, que tiene una vertiente comercial muy importante, habría preferido que fuera laborable el sábado 26 para favorecer la actividad de los pequeños comerciantes. Tras las respuestas recibidas por parte de los diferentes colectivos se propondrá el 26 de diciembre, atendiendo que ha pesado más el hecho de la tradición familiar en este caso.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.