El Ayuntamiento mantiene el apoyo a las iniciativas para discapacitados psíquicos aportando 15.000 euros anuales

El alcalde, Rafel Torres, ha querido dar un año más, apoyo al servicio de ocio estival que realiza el Patronato Juan XXIII en las instalaciones que tiene en la finca de Son Agulló.

Con este motivo Torres, acompañado por la concejala de Servicios Sociales, Margalida Horrach han realizado una visita en este espacio y se han interesado por la labor que se lleva a cabo.

Torres ha garantizado a Juan XXIII la continuidad del apoyo municipal a esta y otras iniciativas que realizar el Patronato dado que “la tarea que realiza es fundamental para dar atención a los usuarios y también a las familias que cuentan con una persona en situación de discapacidad psíquica” .

En estos momentos el Ayuntamiento hace una aportación de 3.000 euros anuales para esta iniciativa a los que hay que sumar otros 12.000 euros para el centro escolar de Juan XXIII.

El Patronato de la Agrupación Pro-Minusválidos Psíquicos de la Comarca de Inca, cuenta con un Centro de Educación Especial, tres residencias, una mini infantil,, el Taller Ocupacional “Son Agulló”, ubicado en Binissalem y, el Servicio de ‘Oci, ubicado en Inca, en la residencia de “Sa Cruz”.

Este año ha seguido ofreciendo el servicio de ocio, contando con la participación de una treintena de usuarios que acuden a los diferentes servicios antes mencionados.

Los objetivos del servicio se centran en ofrecer a las personas con discapacidad actividades de ocio normalizadas. Por otro lado se pretende dar a las familias la posibilidad de disfrutar también de un tiempo de ocio, sabiendo que su familiar tiene un espacio para él.

El servicio de ocio se creó en el 2005, ofreciendo actividades diversas entre semana y también los sábados. En periodo de vacaciones, Navidad y Pascua, el horario es como los sábados, realizando el transporte y comedor.

Las diversas actividades que se realizan son salidas a la comunidad, elaboración y degustación de recetas, excursiones, salidas a la playa y piscinas municipales aprovechando los recursos de la comunidad y el buen tiempo.

En cuanto a la época estival, este ya es el séptimo año de la escuela de verano que comienza una vez que terminan las clases y, finaliza cuando vuelve a empezar la época escolar.

El horario que se ofrece es de 08:00 a 20:00 horas, aprovechando al máximo el día y, disfrutando del buen tiempo que hace, realizando actividades de manualidades, excursiones, salidas a la playa, piscinas municipales, entre otros.

Los usuarios forman parte en la elección de las actividades y, siempre que sea posible estas se realizan, sino son posible, se buscan alternativas viables.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.