Esta iniciativa permite conciliar la vida laboral y familiar de las familias durante el periodo estival

La entidad Amadiba ha vuelto a llevar a cabo la escuela de verano para personas con discapacidad psíquica en el Colegio Llevant este verano. Los meses de julio y agosto una treintena de alumnos han participado en la iniciativa, que tiene como objetivo permitir conciliar la vida laboral y familiar.

Es decir, se da una salida a los padres que durante los meses de verano trabajan y, por lo tanto, no tienen quién se pueda ocupar de sus hijos en horario laboral.

El Ayuntamiento colabora activamente con Amadiba mediante una subvención anual para diferentes actividades y también gestionando la cesión del Colegio Llevant durante estos meses.

El alcalde, Rafel Torres, ha realizado hoy una visita a las instalaciones y ha comprobado las actividades lúdicas que se desarrollan allí.

Torres ha recalcado que el Ayuntamiento ha llevado a cabo un esfuerzo enorme para que las políticas de austeridad actuales no afecten a las políticas sociales y ha garantizado la continuidad del apoyo municipal a dicha escuela.

Torres ha señalado que es una obligación estar junto a todas aquellas entidades que luchan para dar una calidad de vida a las personas con alguna discapacidad.

Amadiba cuenta con diferentes escuelas de verano en toda la isla donde se atienden a 350 personas gracias a 80 profesionales y otros 35 voluntarios.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.