El Ayuntamiento de Inca vuelve a apoyar, un año más, a la entidad Amadiba en su iniciativa de organizar una escuela de verano destinada a personas con discapacidad psíquica y que se lleva a cabo en el Colegio Llevant. El alcalde, Rafel Torres, y la regidora de Servicios Sociales, Margalida Horrach, han visitado la escuela de verano para comprobar su buen funcionamiento.

Los meses de julio y agosto una treintena de alumnos han participado en esta iniciativa, que tiene como objetivo permitir conciliar la vida laboral y familiar. Esto quiere decir que se busca dar una salida a los padres que durante los meses de verano trabajan y, por lo tanto, no tienen a quien se pueda ocupar de sus hijos en horario laboral. También permite que, en casos de vacaciones, los mismos padres puedan dar un poco más de atención a los otros hijos en el periodo estival.

El Ayuntamiento mantiene su compromiso de colaborar activamente con Amadiba mediante el acondicionamiento durante los meses de verano del Colegio Llevant, así como con una subvención de 3.000 euros para esta escuela.

El alcalde Torres ha insistido en que el Ayuntamiento ha realizado y continuará realizando un esfuerzo para estar junto a las entidades como Amadiba, que llevan a cabo una labor impagable y que llegan donde la Administración normalmente no puede. El alcalde ha indicado que estos años y a pesar de las dificultades no se ha querido tocar este apoyo que ahora se continúa manteniendo.

Amadiba cuenta con diferentes escuelas de verano en toda la isla donde se atiende a 350 personas gracias a 60 profesionales y otros 25 voluntarios.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.