El consistorio invertirá casi 100.000 euros a detectar las fugas y en un estudio para conseguir hacer funcionar mejor el sistema

El Ayuntamiento de Inca ha activado las primeras inversiones destinadas a la mejora de la red de agua potable para ponerla al día.

En concreto se ha sacado a concurso la adjudicación del contrato para la realización de una campaña de detección de fugas del sistema de agua potable del municipio y del estudio de rendimiento de la red.

El Ayuntamiento invertirá 999.946 euros con IVA incluido en estos trabajos correspondientes al superávit del pasado año. El plazo de ejecución será de tres meses.

La campaña de detección de fugas consistirá en la localización, identificación y realización del correspondiente informe para la posterior reparación de las fugas detectadas. No se incluye su reparación, que deberá ser un trabajo posterior.

Se deberá comprobar la existencia de fugas en: canalizaciones de los pozos a los depósitos, los depósitos a la red de transporte y las conexiones de servicio.

En el caso de detección de fugas, esta quedará marcada en el terreno mediante pintura indeleble y se procederá a realizar su correspondiente informe de escape.

Para evaluar la eficiencia de la campaña de detección y reparación de fugas se comprobarán, durante el período de investigación de estas, los mínimos nocturnos de los impulsos que inyectan agua en la red.

Posteriormente, y una vez reparadas las fugas detectadas, se emitirá por parte de la empresa adjudicataria informe sobre el rendimiento de la red, con evolución de los consumos mínimos nocturnos.

Por otra parte, la misma empresa y de forma simultánea llevará a cabo una simulación de la red de baja y anillo de distribución, y se realizarán modelos matemáticos de funcionamiento para encontrar un equilibrio de presiones y caudales adecuados que permita realizar un informe de conclusiones.

Dicho informe deberá contemplar propuesta de medidas correctoras a adoptar, entre las que se incluirán, como mínimo, sectorización de la red de distribución y baja, mallado de la red de distribución, posibilidad de ajuste de presiones mediante variador de frecuencia o reductores de presión, etc.

Con estas medidas el Ayuntamiento hace los primeros pasos para la modernización del sistema de distribución de agua potable y para optimizar su rendimiento.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.