El Ayuntamiento presenta el programa de la recuperada feria de mayo dando protagonismo a la gastronomía con una “bessonada popular”

Inca quiere seguir apostando por promocionar el sector comercial como un elemento de dinamización económica de la ciudad. Así se desprende de la orientación que da el Ayuntamiento al recuperado Dijos Gros y que hoy ha sido presentado en pleno centro histórico de la ciudad, en la plaza de L’Aigua.

La feria de primavera, que tendrá lugar el próximo jueves día 8 de mayo, seguirá el camino que trazó la primera edición después de llevar más de 100 años desaparecida en el calendario de todos los inquers.

El alcalde Rafel Torres y la regidora Rosa Tarragó han explicado hoy el programa, que ha sido organizado con el apoyo de la Asociación de Comerciantes de Inca y de los vendedores del Mercado Municipal. El peso fundamental del Dijous Gros lo continuará teniendo el mercado tradicional, que se alargará durante todo el día en las calles peatonales más céntricas.

A mediodía podremos encontrar la gran novedad de la presente edición, que hace referencia a la gastronomía. Se trata de una bessonada popular. Los comerciantes y residentes de la zona de la plaza de L’Aigua prepararán un gran cocido de habas solidario para 150 personas. Todo lo que se recaude con esta iniciativa irá destinado a la Fundació Es Garrover. Los tickets se podrán adquirir a partir de lunes en el Ayuntamiento o en los comercios de la plaza de L’Aigua por 3 euros.

Por la tarde habrá actividades para los más pequeños como por ejemplo juegos populares y un trenecito en la plaza de El Mercat. También la Associació Gent d’Inca hará una composición vegetal en la plaza del Ayuntamiento.

El Dijous Gros calentará motores ya este fin de semana con la celebración del Desfile de Moda Benéfica Aires de Primavera, a cargo de la Asociación de Comerciantes de Inca. Continuará, además, el próximo día 10 con una nueva edición del Mercadillo de Oportunidades, donde se podrán encontrar artículos de temporada a unos precios excepcionales.

El alcalde Rafel Torres ha explicado que “después de recuperar el Dijous Gros el pasado año no pretendemos que sea un Dijous Bo, porque nuestra feria es única e irrepetible, pero sí que quiere ser la esencia del Dijous Bo. Hemos metido la tradición, las raíces, la implicación de todo un pueblo, un mercado que es el eje central de toda feria y la ilusión de muchas personas”.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.