Crecen un 28 % las denuncias por consumo o tenencia de estupefacientes y un 20% las que penalizan suciedad en la calle

La Policía Local de Inca ha presentado la memoria del pasado año, que revela los resultados del trabajo realizado especialmente en campos como las drogas y el cumplimiento de las ordenanzas municipales relacionadas con el civismo.

El alcalde Rafel Torres y la concejala de Interior Margarita Horrach han sido los encargados de explicar el trabajo hecho.

En el campo del consumo y tenencia de drogas se han incrementado las denuncias en un 28 % llegando a las 283 el pasado año. Dicha circunstancia es atribuible básicamente a la estabilidad y tarea continua realizada por la Unidad Preventiva. Este equipo policial trabaja principalmente en horario nocturno.

En materia de seguridad ciudadana también es reseñable la reducción del número de atestados penales instruidos, que pasa de 799 a 700, y el incremento de la carga de trabajo procedente de gestiones derivadas de los juzgados. En este campo se pasó de 1.408 intervenciones en 2013 a 1.719 el pasado año.

Remarcable es también el aumento del 20 % en las denuncias por incumplimiento de ordenanzas municipales como ruidos o residuos. Cabe recordar que el último trimestre de este año se ha activado una patrulla medioambiental dedicada a vigilar los vertidos o el ensuciamiento de la vía pública.

Por otro lado también destaca la reducción en un 10 % de las sanciones de tráfico impuestas. No obstante, este hecho viene motivado por el hecho de que el último trimestre se ha reducido la presencia de la unidad ciclista en el centro, donde se concentran la mayor parte de las sanciones. En cuanto a sanciones destaca que se incremente en un 10 % las correspondientes a la falta de seguro o de no pasar la ITV en vehículos.

Como curiosidad también figura en la memoria una reducción del 38 % en el número devehicles abandonados, que ha pasado a 222 en 2014. Este hecho se relaciona directamente con un alivio de la situación económica. Hasta el momento muchos vehículos permanecían aparcados mucho tiempo a causa de averías importantes que no podían ser reparadas por los propietarios por falta de dinero. Esto se ha ido paliando en los últimos meses.

Los números también se extrae que también bajan de forma significativa el número de accidentes de tráfico.

El alcalde Rafel Torres recalcó que “como padre y como alcalde me satisface que la Policía esté centrando sus esfuerzos en luchar contra las drogas”.

Torres ha insistido en que no es que ahora haya más consumo de drogas en Inca por el hecho de haber más denuncias, sino que se está consiguiendo estar más sobre este tema socialmente tan sensible. Y el compromiso es continuar en esta línea.

Por otro lado, Torres expuso que “es muy importante el esfuerzo que hacemos en la vigilancia en materia de vertidos de residuos, deposiciones de perros. Entre todos tenemos que conseguir una ciudad más cívica, y la Policía también tiene un papel a realizar”.

El alcalde ha declarado que “me gustaría ver como año tras año se reducen las sanciones de tráfico, pero no porque la Policía vigile menos, sino porque cada vez haya más respeto por las normas. Esto también sería una buena señal de que estamos avanzando en civismo”.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.