El paquete de obras incluye un aparcamiento, nuevos viales, mejora de la red de agua, instalaciones deportivas y asfaltado de calles

El Ayuntamiento de Inca activa un nuevo paquete de inversiones públicas por valor de casi 1,9 millones de euros en diferentes obras destinadas a mejorar la ciudad y diferentes servicios municipales.

El equipo de gobierno municipal llevará a aprobación del Pleno que se celebra este viernes una nueva modificación de crédito con la cual se destinarán 1.898.711 euros correspondientes al superávit municipal a esta finalidad.

La inversión más importante corresponde a la apertura del vial de servicios entre el polígono de Can Matzarí y la rotonda de la carretera de Sineu.

Es una obra que ya hace años que se quería ejecutar y que precisará la retirada de toneladas de material para crear este paso, así como la construcción de un muro de hormigón para asegurar la zona. El presupuesto es de 620.000 euros.

La segunda gran obra serán los 400.000 euros que se destinarán a la mejora de la red de distribución de agua potable del municipio y que se enmarca dentro de las inversiones periódicas anuales que se ha propuesto ejecutar el consistorio para poner al día este servicio.

También se da prioridad al asfaltado de calles con una aportación de 242.000 euros. El proyecto se añade a los 150.000 euros previstos ya este año dentro del plan anual que se lleva a cabo en estas vías.

Tendrán preferencia las calles con más necesidades de intervención y mayor densidad de tráfico.

La construcción de los nuevos vestuarios y la nueva grada de la zona del Sallista con 215.000 euros también figura dentro de este paquete, junto con la construcción de una zona de aparcamientos para la barriada de So na Monda para paliar la falta de estacionamientos en los alrededores del Instituto Pau Casesnoves. Esto supondrá invertir 180.000 euros.

Por otro lado, se llevará a cabo una actuación integral en la zona pública de las viviendas Fernández Cela, donde se rehabilitará la actual pista polideportiva y alrededores, y se hará totalmente nuevo el skate park existente, ya que ha quedado obsoleto y muy desgastado por el uso masivo de los jóvenes. En total se prevé invertir más de 64.000 euros.

Otros 96.000 euros servirán para acondicionar adecuadamente el depósito municipal de vehículos de la Policía Local ubicado junto al Cuartel.

En último lugar se ha previsto la construcción de una pista exterior de entrenamiento junto al pabellón Sa Creu, donde se invertirán 80.000 euros.

De este modo se descongestionará el uso del pabellón cubierto y todas las categorías dispondrán de espacio para entrenar como les corresponde.

Compartir