El Ayuntamiento y el Club Hípico Es Raiguer han cerrado hoy un acuerdo que garantiza la continuidad del club al menos para los próximos 10 años en las actuales instalaciones

El alcalde, Rafel Torres y el presidente del Club, Simón Riera, han firmado la prórroga del convenio que había regido hasta ahora y que permite la cesión del uso y posesión en precario de la finca municipal ubicada en el Camino Viejo de Lloseta donde se encuentran actualmente ubicadas las cuadras y la pista. Inicialmente se firmó un convenio en 1995 por 20 años que ahora expiraba, por lo que se ha adoptado el acuerdo.
La cesión se regirá por estas condiciones. La prórroga se cierra hasta el 15 de febrero de 2015 momento en el que el Club deberá entregar y poner en posesión la finca, con todas las instalaciones y edificaciones que se hayan realizado en el Ayuntamiento de Inca. Eso sí, si ambas partes lo acuerdan se podrá realizar una nueva prórroga.

La finca cedida sólo podrá ser destinada a la práctica del deporte de equitación y el mantenimiento y custodia de las caballerías. También se podrá destinar a aquellas otras actividades y deportes autorizados previamente por el Ayuntamiento.
Cualquier modificación de los estatutos del Club, desde el día de la firma del presente documento, deberá contar con la autorización y el visto bueno del Ayuntamiento. El Club podrá realizar en la finca obras y edificaciones siempre que cuenten con la correspondiente licencia urbanística municipal y el permiso expreso del Ayuntamiento.

En el supuesto de que durante el plazo de vigencia del presente documento, el Ayuntamiento necesitara para otros fines de interés público la finca que se cede, el Club estará obligado a entregarla y ponerla a disposición del Ayuntamiento.
Por otra parte, el Ayuntamiento deberá entregar al Club otra finca de características similares a la que aquí se cede y con las mismas condiciones, si bien el plazo de vigencia será, en todo caso, lo que quedara del presente.

Llegado este supuesto el Club no estará obligado a entregar la finca que aquí se cede, ni las instalaciones que hubiera construidas, hasta que el Ayuntamiento, por su parte, también no ponga a disposición del Club la nueva finca con unas instalaciones similares a las que disponía la anterior.
El Ayuntamiento, además, se compromete a asumir los gastos de los consumo periódico del agua potable hasta un máximo de 1.500 euros anuales. En exceder esta cantidad el Club deberá asumir el consumo.

Como contraprestación Club aportará al Ayuntamiento todos los estiércoles necesarios, estimados en unas 400 toneladas anuales, para el abono de plantas y árboles de los espacios municipales, así como de la escuela taller del Serral. El transporte y distribución del estiércol será a cargo del Ayuntamiento.

Compartir