El barrio de Cristo Rey ha sido el primero de Inca en participar del nuevo sistema de recogida de residuos de la ciudad. Ayer lunes, durante el primer día de retirada de contenedores, un comité formado por el regidor de Servicios, técnicos de la empresa de medio ambiente y responsables de la empresa encargada de la recogida pasaron a recoger por toda la zona de Cristo Rey 1.520 kilos de envases, hecho que supone una cifra récord. «La implicación de los vecinos, el primer día, ha sido muy alentadora, hemos podido resolver muchas dudas y ver las zonas que se necesita reforzar», ha afirmado el regidor de Servicios, Paco Verdejo. Durante los próximos días se intensificará la vigilancia y la información en toda la zona. Además, el centro cívico de la plaza del Lledoner estará abierto de lunes a jueves de 19 a 21 horas hasta el próximo 30 de agosto para resolver dudas y hacer entrega de los cubos para residuos orgánicos.

En esta popular zona de la capital del Raiguer se ha implantado la recogida puerta a puerta, lo cual ha supuesto la eliminación de cerca de 200 contenedores en las calles y plazas. Según los técnicos municipales, con la operación se habrán ganado 95 lugares de aparcamiento. La totalidad estará disponible una vez que se hayan eliminado las horquillas que delimitaban las zonas de aportación a las vías públicas.

También durante las semanas próximas la Policía Local llevará a cabo una campaña especial de vigilancia e información en la barriada de Cristo Rey. El objetivo es que los residuos se depositen en el lugar adecuado según el calendario fijado y en horario de 21 a 23 horas. Además, se subrayará que fuera de estas horas se puede emplear el punto verde situado en el polígono industrial.

Paralelamente a la retirada de contenedores se ha puesto en marcha una campaña de choque de adecuación de las áreas de aportación. La empresa concesionaria de la limpieza viaria ha activado un proceso intensivo con máquinas de presión de agua para eliminar toda la suciedad de estas zonas. Además, se reforzará con la presencia de los operarios que realizan la retirada manual de residuos. «Esta operación durará unas semanas para dejar estos lugares preparados para los aparcamientos y eliminar algunos restos que habían quedado incrustados en el pavimento», ha explicado Verdejo.

Compartir

AGENDA

ACTUALITAT