En menos de 20 días, el Consorcio de Transportes de las Illes Balears empezará las obras de cierre de la estación de autobuses de Inca. Las obras consistirán en la colocación de una estructura metálica de láminas horizontales en la parte posterior que está más cerca de las vías del tren. “Estos trabajos son una reivindicación histórica de los usuarios de este transporte, puesto que los días de lluvia y viento no se podía esperar en los andenes porque el agua entraba, y los días de sol no había muchos lugares de sombra”, ha explicado el alcalde Virgilio Moreno, quien ha estado acompañado el teniente de alcalde de Infraestructuras Àngel García.

estaciobus

Los trabajos de cierre tendrán una duración de entre 7 y 10 días. Durante este tiempo, Servicios Ferroviarios de Mallorca -SFM- tendrá un piloto encargado de la vigilancia en la zona de las vías del tren, debido a la proximidad entre el cableado de las vías y el andamio que se tiene que montar para efectuar el cierre. Las láminas metálicas que se instalarán en la estación seguirán la misma estética del edificio. Desde el consistorio se ha agradecido la disponibilidad de la Dirección General de Transportes respecto a esta petición, que se realizó el pasado verano durante una visita de su responsable Jaume Mateu a la ciudad.

Compartir

ACTUALITAT

AGENDA